01 Ago 2018

Jóvenes colombianos del Programa Ondas ganan beca de ciencia, tecnología e innovación que otorga el gobierno japonés

Los beneficiarios pasaron una semana en Japón conociendo y aprendiendo sobre los desarrollos de este país en ciencia y tecnología. Visitas a universidades, museos, instituciones de investigación, laboratorios, entre otras experiencias hicieron parte del itinerario.

Los sueños se cumplen con dedicación y disciplina, así lo comprobó Julián Fernando Rivera Jaramillo, un joven caldense de 15 años, al enterarse de que era uno de los ganadores de la beca Sakura que lo llevó a Japón a una experiencia de inmersión en Ciencia, Tecnología e Innovación.

Llevaba cerca de un año trabajando, con algunos de sus compañeros de décimo grado de la Institución Educativa Pensilvania, en un proyecto de investigación que busca reconocer las concepciones que tienen los jóvenes de la práctica política y transformarlas para que se involucren de forma activa en procesos de desarrollo social.

“Nuestro proyecto busca cambiar la perspectiva sobre la política y la visión que tienen los jóvenes sobre ella. Buscamos cambiar esa percepción, que se pueda construir política de una manera diferente y que tenga un enfoque de conservación y cuidado sobre lo ambiental”, manifestó el estudiante Julián Rivera, quien espera conocer el sistema político, cultural y de ciencia y tecnología de Japón, para fortalecer su investigación.

Con este proyecto en desarrollo y gracias a la motivación de una de las maestras de su colegio, se enteró de la convocatoria Sakura 2018. un programa que se desarrolla en Colombia desde 2017 por iniciativa del gobierno japonés, en alianza con Colciencias a través del programa Ondas, el Ministerio de Educación y el Icetex.

Sakura busca promover la innovación mediante la profundización de conocimientos sobre ciencia y tecnología de los participantes a través de una experiencia de inmersión, en la cual se da un intercambio de ideas en entornos especializados y con expertos en diferentes temáticas.

Una vez enterados de la posibilidad de participar para ganarse esta beca, Julián comenzó a realmente soñar con llegar a Japón y se propuso lograr esta meta. Lo primero, fue verificar si cumplía con los requisitos: ser estudiante de grado décimo u once, pertenecer al Programa Ondas, tener calificaciones iguales o superiores a 4.0 sobre 5.0 en las materias relacionadas con ciencia y tecnología: matemáticas, química, física e informática y tener buen dominio del inglés.

Tras cumplir estos requisitos, trabajó en lograr un escrito que justificará el impacto de esta beca en su proyecto de investigación y en superar una entrevista en inglés. Tras varias semanas de espera, el momento tan anhelado llegó, un correo donde se le informaba que era uno de los ganadores de esta beca.

“Fue muy gratificante saber que había sido seleccionado. Me di cuenta que la disciplina y el esfuerzo me llevaron hasta este punto”, agregó Rivera.

Con esta, se han realizado dos versiones del programa Sakura que ha beneficiado a 26 estudiantes y ocho maestros.

El pasado 20 de julio, Julián junto con 9 jóvenes más de los departamentos de Atlántico, Bolívar , Caldas y Valle del Cauca y la profesora Ana María Suárez de Antioquia, emprendieron su viaje a Tokio, por una semana y visitaron diferentes lugares: The Tokai University reconocida por liderar desarrollos tecnológicos en el campo del deporte que han sido probados en la Fórmula universitaria máxima competencia de carros solares, conocieron el mayor laboratorio de física de partículas en Japón, The High Energy Accelerator Research Organization y la Universidad de Electrocomunicaciones donde aprendieron de robótica y nuevos materiales, entre otros centros especializados. También tuvieron la oportunidad de conocer y hablar con el embajador colombiano en Japón ,el Dr. Gabriel Duque.

Una vez en Colombia y de regreso a sus ciudades de origen tienen la responsabilidad de compartir esta experiencia con sus compañeros, motivarlos e inspirarlos, para que el próximo año sean más jóvenes los que se interesen y se presenten a esta beca. Además de reflexionar y aplicar lo aprendido en Japón, en sus proyectos de investigación.

Con este programa y la alianza institucional que lo hace posible, se genera una experiencia que reconoce el esfuerzo y dedicación de los jóvenes colombianos y que que busca ampliar sus perspectivas académicas, para que contemplen un proyecto de vida dedicado a la ciencia y la investigación.

Fuente: https://www.semana.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *