31 Jul 2018

Estudiantes caldenses encontraron en la ciencia un aliado para aprender y fortalecer sus capacidades

“El ser humano es curioso por naturaleza más cuando uno es niño, ahí es donde radica la importancia de Ondas, incentivar en los niños la investigación y enseñarles por qué es útil”, dice Carlos Enrique Mosquera, al describir la importancia de hacer parte de grupos de investigación, en los que además entendió que todo lo que se aprende tiene una razón y si ese conocimiento se aplica se puede hacer de este mundo un lugar mejor.

 

En Caldas buscaban tener niños y jóvenes inquietos en el tema de la ciencia, de la investigación y que aprendieran a cuestionarse sobre todo lo que pasa a su alrededor para generar soluciones a problemas.

Para lograr estimular a los estudiantes se diseñó el proyecto Fortalecimiento de la cultura en Ciencia, Tecnología e Innovación en el departamento de Caldas, que tuvo recursos del Sistema General de Regalías (SGR) por $5.787 millones.
Se trabajó en colegios públicos de los 27 municipios del departamento con estudiantes y docentes para que a partir de la investigación se despertará la curiosidad y el interés por saber más, fortaleciendo las competencias sociales, científicas y comunicativas.
Claudia María Agudelo, coordinadora del programa Ondas Caldas, conoce de primera mano los cambios que tienen los niños y jóvenes que participan en estos grupos de investigación, porque aparte de acercarse a la ciencia, se requiere aprender a comunicarse mejor, a argumentar y a defender sus proyectos.
“Para mí lo más relevante en este momento es que los muchachos no pierdan su capacidad de asombro, que aprendan a cuestionar y que entiendan la importancia de construir una pregunta de investigación”, dice.
Agrega que, “ellos tienen que indagar bibliografía, tienen que aplicar instrumentos, recoger información, la tienen que sistematizar, la tienen que graficar, tienen que llegar a unas conclusiones y al final de todo ese proceso presentar un proyecto en donde ellos son capaces de explicar la iniciativa; entonces uno sabe que realmente aprendieron y entendieron todos los procesos que estaban trabajando”.
En este enfoque coincide Sharon Marín, quien asegura que con los proyectos descubrió que tenía fortalezas que desconocía: “yo era una persona muy tímida, una persona que no tenía características de líder y con el tiempo me di cuenta, gracias al proyecto, que era uno de mis fuertes ser una persona líder que me podía relacionar bien con los demás, que no me daba pena salir y hablar con un público”.
De la mano con la investigación se busca que los estudiantes refuercen valores como la responsabilidad, el respeto, la honestidad, el trabajo en equipo y la puntualidad, con el propósito de entregar mejores personas a la sociedad.
Buscando nuevos investigadores
Con las convocatorias internacionales los nuevos investigadores caldenses han podido mostrar sus proyectos en ferias internacionales realizadas en Brasil, México, Argentina y Japón, y también tuvieron la oportunidad de realizar una pasantía en la NASA. Una de las condiciones para viajar, además del proyecto, es que tenían que llevar más de un año en los grupos y que no tuviera llamados de atención en el colegio, con buen rendimiento académico y disciplinario.
Para el profesor Héctor Alirio Pachón tener la posibilidad de salir del país a presentar los proyectos es un indicador de que están haciendo las cosas bien. “Nos permite dar más seguridad a lo que estamos haciendo, me ha permitido exigirles más a los chicos, el hecho de estar a nivel internacional quiere decir que somos un grupo para competir, que somos un grupo que tiene que mostrar resultados y no nos podemos quedar donde estamos”, asegura.
Cuando se cuestiona a los estudiantes acerca de la importancia de investigar, no dudan en responder que es la forma de aprender y avanzar, con el tiempo han entendido que la ciencia puede ser su aliada en los proyectos de vida y que los grandes investigadores no son necesariamente súper dotados, si no personas con tenacidad, persistencia y consistencia, que con sus trabajos le aportan a una comunidad.
En el momento en que los estudiantes deciden entrar a un programa Ondas lo principal es que desarrollen un tema que les interese, de esta manera se apasionan y se enamoran de la ciencia.
Este proyecto fue ejecutado por la Fundación para el Desarrollo Educativo de Caldas, Fundeca, y logró beneficiar a 40 mil estudiantes del departamento.

DESCARGAR PDF

Fuente: www.sgr.gov.co

spacer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *